Marketing

El éxito del mercadólogo se debe a las matemáticas

No existe ni existirá una fórmula mágica o secretos para que un mercadólogo se vuelva exitoso de la noche a la mañana. Realmente el éxito para un mercadólogo se atribuye un solo elemento: las matemáticas.

Sumar

  • Personas a su actual red de networking para unir esfuerzos y tener un mayor empuje.
  • Kilos de actitud para situaciones favorables tanto desfavorables.
  • Experiencia a la trayectoria profesional.
  • Vida a las PYMES, brindarles el oxígeno que necesita la entidad para que respire y pueda continuar con vida.

Restar

  • Pesimismo y apatía en la realización de proyectos.
  • Pensamientos de “ya lo sé todo”.
  • Importancia a los malos comentarios (y sobre todo a los comentarios con veneno que en lugar de ser una crítica constructiva resulta un comentario cizañoso)

Multiplicar

  • El aprendizaje cada día.
  • La innovación periódica en cuanto a procesos, metodologías y herramientas.
  • La lectura de libros y blogs (pero si el mercadólogo no desarrolla una visión y pensamiento crítico; informarse y leer no servirá de nada.)

Factorizar

  • Descomponer los problemas hasta llegar a las causas reales del problema.
  • La filosofía de mejora continua y constante aprendizaje como el eje rector de todas las actividades.
  • Dos o más factores que disminuyen la productividad del día a día

Dividir

  • Y delegar las actividades con tu equipo de trabajo.
  • Los problemas para tener una visión clara del panorama.
  • Estrategias adecuadas para cada tipo de clientes.

Derivar

  • La dirección cuando se está en el camino incorrecto.
  • Soluciones efectivas, realistas (y que se adapten al presupuesto del cliente) para atacar las áreas de oportunidad.
  • Separarse de corrientes poco claras y objetivas; las neuroventas, ni los trucos o la suerte nunca podrán superar el talento, disciplina y actitud que un mercadólogo puede tener.